Concepción Arenal
(1820-1893)

concepcion arenal

Concepción Arenal nació en El Ferrol el 31 de enero de 1820, su madre María Concepción de Ponte y Mandiá y su padre Ángel Arenal era militar de ideología liberal, por lo que en varias ocasiones fue encarcelado por estar en contra del Régimen Monárquico Absolutista del rey Fernando VII, muere en 1829 a consecuencia de la enfermedad que le provoca sus entradas en las cárcel. Su estado económico se vuelva precario al morir el patriarca, por lo que se mudan a Armaño de Liébana (Santander), a casa de su abuela paterna que les imparte, tanto a ella como a sus hermanos, una educación religiosa. En 1834 se trasladan a Madrid, donde siete años después asiste a la Facultad de Derecho de la Universidad complutense disfrazada de hombre contra la voluntad de su madre. Durante los estudios universitarios conoce al que se convertirá en su marido en 1848, Fernando García Carrasco. Junto a él acudía a las tertulias del Café Iris, siempre vestida de hombre. En sus años de matrimonio participaron en el periódico liberal Iberia. En 1857 muere Fernando y Concepción vuelve a pasar necesidades económicas, viéndose obliga a trasladarse a Potes (Santander) con sus tres hijos. Allí funda el grupo femenino de las Conferencias de San Vicente de Paúl. El 1860 recibe el Premio de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas por la obra La beneficencia. La filantropía. La caridad, siendo la primera mujer en obtener este premio. 

Ver vídeoConcepción Arenal, la visitadora de cárceles - Tráiler internacional

En 1863 se convierte también en la primera mujer que recibe el título de Visitadora de Cárceles. En 1868 fue nombra inspectora en de casa de corrección de mujeres. En 1872 funda la Constructora Benéfica, una sociedad que se dedica a la construcción de casas baratas para obreros. Posteriormente colabora organizando en España la Cruz Roja del Socorro, para los heridos de las guerras carlistas. Muere el 4 de febrero de 1893. En cuanto a su obra, está profundamente marcada por los dos hombres de su vida, su padre y su marido, que tenían ideas liberales. En sus escritos se ocupa de diferentes aspectos del derecho, desde el internacional al penitenciario, sobre este último se desarrolla una de sus obras más destacadas Estudios penitenciarios (1877), donde expresa su profunda preocupación referente a la necesidad de reforma de los establecimientos penitenciarios y reivindica la dignidad del delincuente. Concepción Arenal fue activista de sus ideas sustanciadas en artículos y libros inundados por el horror que conoció en las cárceles de hombres y mujeres y la miseria de manicomios, potenciando la misericordia y la dignidad. Su labor quedará para la posteridad por las mejoras que ella reclamaba y muchos años después se han visto reflejadas en los modernos sistemas penitenciarios.

Fuentes: Juristas Universales-Tomo III
Autora- María Teresa Castiñeira
Editorial Marcial Pons-2004
Think before you speak. Read before you think.
Fran Lebowitz

Sign In or Create Account

 

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, idioma. colores, etc. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. (Leer más...)